La importancia de elegir el anillo correcto

La estabilidad, paciencia y cariño, bases esenciales para una pareja estable. Cuando se unen estos tres ingredientes, sientes que has encontrado a la persona adecuada, lo que se conoce popularmente como “Tu media naranja”. La etapa de noviazgo suele ser de las más bonitas e intensas, y tras varias etapas suele tener como culmen, la boda. El compromiso que básicamente significa vincularse a esa persona tan especial para el resto de tu vida.

Resulta curioso, que, aunque pase el tiempo, mientras las modas de vestimenta o de lugares de celebración vayan y vengan, hay algo que se mantiene de manera atemporal, el anillo. La alianza continúa siendo el sello que se pone a ese compromiso. Es algo a lo que estamos muy acostumbrados, la colocación del anillo en la pedida y posteriormente en el acto nupcial. Lo que no sabemos es que este acto está lleno de significado.

Por un lado, la forma circular de cualquier anillo simboliza la unión de dos personas, en un mismo punto. Que se coloque habitualmente en el dedo anular, no es casualidad tampoco. Está tradición viene de los egipcios, que decían que en este dedo se situaba una vena que se conectaba directamente con el corazón. La correcta elección del anillo es esencial, aunque parezca simple, existen distintos tipos, con materiales diversos o con diferentes características. Eligiendo uno u otro, se puede estar mandando un mensaje que puede reflejar lo que se siente o quizás no.

Muchos anillos de compromiso contienen una piedra. Esto significa, dureza y pureza de la relación, los dos componentes de la pareja unidos en uno. Pero no nos quedamos ahí, las piedras pueden ser de tipos distintos y dependiendo de cual se escoja el discurso varía. Lo más común es optar por el diamante, sinónimo de perfección y pureza. Otras opciones son el zafiro, considerada la piedra del éxito, rubí, para remarcar la confianza o esmeralda, que aporta equilibrio y aleja las malas vibraciones. Importante también es el color, que, como el tipo de piedra, tiene su significado. El rosa indica claridad en el factor emocional. El blanco por su parte simboliza la tranquilidad y el azul unos lazos férreos y estrechos. Tenemos la elección de gema, ahora hay que ver cuántas ponemos. Cómo hemos dicho, si elegimos una sola, simboliza la unión de las dos personas en una. Pero por otro lado, si nos inclinamos por tres piedras, podemos estar separando tres etapas de la relación, lo más común es pasado, presente y futuro.

Como vemos, acertar con el anillo de compromiso correcto es muy complicado y tiene más misterio del que parece a simple vista. En Joyería B Castillo, disponemos de muchas modalidades de anillos, entre los que puede escoger el adecuado para sellar su amor. Si tiene cualquier duda, puede visitar nuestra web o bien acudir a nuestro establecimiento, donde nuestro personal especializado le ayudará a decantarse por la opción que más se amolde a su relación.

Leer más

Lo que no sabías de las perlas

Para todos es conocido el origen de las perlas. Unas bolas generalmente pequeñas que se generan en el interior de algunos moluscos,...
Leer más