Blog

Diferencias entre bisutería y joyería

Podemos decir que uno de los objetivos en la vida es la búsqueda de la calidad. Cada uno bajo sus circunstancias y posibilidades trata de tener relaciones de calidad, una vivienda de calidad, un trabajo de calidad y así en todos los aspectos. Esta tendencia, más que entendible, se traspasa también al mundo de las joyas, siempre queremos buscar lo mejor para aquellos regalos o simplemente caprichos. El problema es que a veces cuesta diferenciar entre aquellas piezas de las que hablemos realmente de joyería o nos estemos refiriendo por el contrario a bisutería.

Lo cierto es que regalar joyas es muy socorrido e incluso a veces parece socialmente necesario en algunos momentos. Pero como decíamos anteriormente no todo el mundo posee las mismas condiciones económicas ni puede permitirse acceder a todo tipo de piezas ni materiales. Por este motivo, surge la bisuteria un recurso muy socorridos para solventar aquellas situaciones que por “protocolo” requieran de un regalo u obsequio en forma de joya, pero a un precio asequible. Puede pasar que por mucho que apetezca comprar joyas pero no se pueda permitir alcanzar el precio que muchas de ellas tienen, entonces la bisuteria a partir de materiales de menor calidad es la solución.

Igual que puede ser muy cómoda la bisutería, ahorrando tanto dinero y obteniendo un resultado muy parecido y positivo, tiene también sus inconvenientes. Lo principal es que al ser de un material de una calidad de peores características y calidad, lo lógico es que se rompan antes o se deterioren. Incluso en algunos casos puede ocurrir que silos componentes del aniño o pendiente son muy malos, pueden producir reacciones en la piel, sobre todo en zonas muy sensibles como las orejas.

Las joyas propiamente dichas, de verdad, hablando coloquialmente, están conformadas por materiales de buena calidad. Por ejemplo, metales nobles como el oro o la plata, son de los más comunes en joyerías de calidad. La bisutería suple estos materiales por algunos que visualmente se asemejen, como es el latón o el peltre. Esto últimos tienden a ennegrecerse y degradarse con el paso del tiempo. Cuando también se incluyen piedras decorativas, si hablamos de joyeria, utilizaran perlas u otro tipo como son los diamantes. La bisutería intentará practicar la imitación con materiales sintéticos que se parecerán a las de verdad estéticamente, pero ocurre lo mismo, se deterioraran antes o lo que es peor, provocaran problemas de alergias.

Es cierto que la bisutería puede salvar un apuro o cumplir en determinadas situaciones, pero no hay anda comparado con las joyas de calidad. En Joyerias Castillo somos especialistas y trabajamos con los mejores materiales. Contacta con nosotros.

Leer más

Los pendientes, un regalo siempre socorrido

Los regalos son algo curioso a la par que delicado y un símbolo de cariño hacia otra persona. Decimos que se trata de una costumbre digna de estudio, ya que según van pasando los años y dependiendo de la edad se hacen presentes de unas características o de otras. Cuando se va alcanzando la madurez, a las personas que se tiene cariño, bien familiares, pareja o amigos, las joyas es una manera de expresar ese sentimiento. Entre anillos y collares, los pendientes muchas veces los preferidos por muchas mujeres.

Este tipo de complemento tiene mucha historia, ha estado siempre con nosotros y manteniendo siempre un amplio significado. Desde los egipcios los hemos visto adornando orejas, siempre significando clase alta y riqueza. No siempre han sido las mujeres quien los han portado, en los jeroglíficos se mostraba como los hombres los llevaban de igual manera, para mostrar su poderío. Según fueron pasando los siglos, los pendientes pasaron a ser un elemento mas común entre el resto de clases de la sociedad, diversificando así también su calidad.

Pendiente de perlas clasico

Con estos pasos, pasaron también a tener un valor mayor, debido a los diferentes materiales y piedras que se utilizaban para su elaboración. Primero fueron piedras preciosas y distintos tipos de perlas, posteriormente la introducción del diamante, lo convertiría en el elemento más usado por excelencia. Han pasado los años, distintas etapas y los pendientes han evolucionado. Como con tantas otras cosas de la vida, han pasado modas, de un siglo a otro pasaban de tener un significado a otro, a veces se llevaban más grandes, otras veces en círculo, solo con piedras y así rotando constantemente.

Hoy en día seguimos en las mismas, los pendientes siguen siendo una alternativa en cuanto a regalos o elemento para presumir de bisutería. Las modas van cambiando, por eso es importante estar al tanto de toda la actualidad en cuanto a modelos. En Joyerias Castillo disponemos de ejemplares para satisfacer a todo tipo de modas y estilos. Los materiales son diversos y sobre todo de mucha calidad, oro blanco, oro de tonalidad dorada y plata de ley. En cada materia prima, encontramos distintas formas.

Por un lado, formas más    , frecuentadas en los dos tipos de oro, sobre todo. En estos casos, hay modelos más sencillos, acompañados o no por otras joyas, que dan un toque más sutil. Las perlas son muy frecuentadas, aportando un estilo distinguido. La calidad se hace fuerte en todos los estilos clásicos, pero ante una preferencia renovada y juvenil, las posibilidades son numerosas. Nos centramos en la plata de ley, donde se trabajan modelos más modernos. Hablamos de aros de gran tamaño, customizados con piedras de distintos colores. Las formas varían, desde el círculo básico, a forma de flor, pasando por un contorno tipo gota de agua.

En conclusión, a la hora de hacer un regalo, los pendientes siempre son una opción totalmente válida. Pero es importante elegir los adecuados, que se adecue a la personalidad y estilo de la persona regalada. Por este motivo, visita Joyerías Castillo, para consultar dudas y sobre todo para asegurarte de que se toma la decisión acertada.

Leer más

La importancia de elegir el anillo correcto

La estabilidad, paciencia y cariño, bases esenciales para una pareja estable. Cuando se unen estos tres ingredientes, sientes que has encontrado a la persona adecuada, lo que se conoce popularmente como “Tu media naranja”. La etapa de noviazgo suele ser de las más bonitas e intensas, y tras varias etapas suele tener como culmen, la boda. El compromiso que básicamente significa vincularse a esa persona tan especial para el resto de tu vida.

Resulta curioso, que, aunque pase el tiempo, mientras las modas de vestimenta o de lugares de celebración vayan y vengan, hay algo que se mantiene de manera atemporal, el anillo. La alianza continúa siendo el sello que se pone a ese compromiso. Es algo a lo que estamos muy acostumbrados, la colocación del anillo en la pedida y posteriormente en el acto nupcial. Lo que no sabemos es que este acto está lleno de significado.

Por un lado, la forma circular de cualquier anillo simboliza la unión de dos personas, en un mismo punto. Que se coloque habitualmente en el dedo anular, no es casualidad tampoco. Está tradición viene de los egipcios, que decían que en este dedo se situaba una vena que se conectaba directamente con el corazón. La correcta elección del anillo es esencial, aunque parezca simple, existen distintos tipos, con materiales diversos o con diferentes características. Eligiendo uno u otro, se puede estar mandando un mensaje que puede reflejar lo que se siente o quizás no.

Muchos anillos de compromiso contienen una piedra. Esto significa, dureza y pureza de la relación, los dos componentes de la pareja unidos en uno. Pero no nos quedamos ahí, las piedras pueden ser de tipos distintos y dependiendo de cual se escoja el discurso varía. Lo más común es optar por el diamante, sinónimo de perfección y pureza. Otras opciones son el zafiro, considerada la piedra del éxito, rubí, para remarcar la confianza o esmeralda, que aporta equilibrio y aleja las malas vibraciones. Importante también es el color, que, como el tipo de piedra, tiene su significado. El rosa indica claridad en el factor emocional. El blanco por su parte simboliza la tranquilidad y el azul unos lazos férreos y estrechos. Tenemos la elección de gema, ahora hay que ver cuántas ponemos. Cómo hemos dicho, si elegimos una sola, simboliza la unión de las dos personas en una. Pero por otro lado, si nos inclinamos por tres piedras, podemos estar separando tres etapas de la relación, lo más común es pasado, presente y futuro.

Como vemos, acertar con el anillo de compromiso correcto es muy complicado y tiene más misterio del que parece a simple vista. En Joyería B Castillo, disponemos de muchas modalidades de anillos, entre los que puede escoger el adecuado para sellar su amor. Si tiene cualquier duda, puede visitar nuestra web o bien acudir a nuestro establecimiento, donde nuestro personal especializado le ayudará a decantarse por la opción que más se amolde a su relación.

Leer más
joyeria-online-plata

¿Por qué ennegrece la plata?

Desde joyería B Castillo os contamos porque, en algunas ocasiones, algunas de nuestras joyas de plata (anillos, pendientes, pulseras, etc.) comienzan a presentar un color más oscuro, casi negro, como si estuvieran sucias, perdiendo ese brillo característico de este tipo de material. Esto suele ocurrir pasado el tiempo, tanto si usamos las joyas como si no, por eso os vamos...
Leer más

Aprende a conservar tus joyas

Desde Joyeria B. Castillo te contamos qué consejos puedes seguir a la hora de limpiar y conservar tus joyas más preciadas sin que sufran el paso del tiempo. Cualquier joya puede acumular impurezas y suciedad con el uso del día a día o simplemente el tenerlas guardadas y, lo que cada uno quiere, es que estas piezas permanezcan intactas y...
Leer más

Nuestros Amuletos de la Suerte

Naturalmente el ser humano siempre ha tenido la necesidad de dar una explicación a lo desconocido, lo que nos ha hecho supersticiosos, una creencia muy anclada a nuestra sociedad. Esto se ha traducido a la creación de algunos elementos o símbolos a los que se les ha asociado un poder o valor como la suerte, la protección, el amor, creencias...
Leer más

Lo que no sabías de las perlas

Para todos es conocido el origen de las perlas. Unas bolas generalmente pequeñas que se generan en el interior de algunos moluscos, generalmente ostras, cuando se introduce cualquier cuerpo extraño dentro de ellos, los cuales van generando una capa de lo que se conoce como nácar, creando más y más capas hasta que se consigue la perla, que, de media,...
Leer más