joyeria-online-plata

¿Por qué ennegrece la plata?

Desde joyería B Castillo os contamos porque, en algunas ocasiones, algunas de nuestras joyas de plata (anillos, pendientes, pulseras, etc.) comienzan a presentar un color más oscuro, casi negro, como si estuvieran sucias, perdiendo ese brillo característico de este tipo de material. Esto suele ocurrir pasado el tiempo, tanto si usamos las joyas como si no, por eso os vamos a contar a qué se debe esta reacción y como evitar o solucionarla.

En primer lugar, hay que aclarar que, el que esto ocurra, no es una señal de que nuestra joya sea de una calidad inferior a otras o que sea de mala calidad, aunque lo más normal es que tendamos a pensar esto.

El oscurecimiento de la plata ocurre precisamente porque es plata, es decir, es un proceso totalmente normal de este material. Este fenómeno, erróneamente conocido como ‘oxidación’ por la gran mayoría, se produce cuando la plata entra en contacto con el azufre existente en el ambiente por cualquier causa, no reacciona al oxigeno como realmente se cree. Esta reacción genera, en primer lugar, una capa amarillenta que, posteriormente, se convierte en color negro u oscuro.

Este no es el único motivo por el cual la plata se oscurece, pero si el primero. Sin embargo, hay otras causas que provocan esto y que nosotros mismos hacemos casi inconscientemente, que acaban afectando de forma negativa a nuestras joyas. Nos estamos refiriendo a cuando algunas sustancias químicas entran en contacto con cualquiera de estos objetos. Entre ellas son los perfumes, los geles, los champús, algunos cosméticos y algunas cremas, los cuales hay que evitar que lleguen a nuestras piezas.

 

Otras causas de oscurecimiento de la plata son la larga exposición al sol y, casi la más común, la interacción entre la plata y el PH de nuestra piel, lo cual depende únicamente de cada persona y no de la pieza en sí. Es decir, un anillo puede oscurecerse más o menos en una persona u otra.

 

¿Cómo podemos solucionar esto?

Si la causa principal es nuestro PH, es algo inevitable, y la solución es sencilla: limpiar las piezas con una gamuza limpiaplata.

Para evitar el oscurecimiento por el resto de las causas, debemos poner algunas medidas preventivas: hay que intentar dejar trascurrir algo de tiempo entre que nos ponemos algún producto químico o cosmético y el momento en el que nos ponemos la joya para evitar que se transfiera a la misma o, simplemente, cuando hagamos uso de este tipo de productos, no lo hagamos con las joyas puestas.

También aconsejamos guardar las piezas en cajas o bolsas individuales para evitar que la plaza se oscurezca en contacto con el posible azufre del ambiente. Y, además, así evitamos que se rocen o se rayen en contacto con otras joyas.

Si se siguen estos sencillos pasos, podremos asegurar una larga vida a nuestras joyas de plata. Descubre más en nuestra joyeria online plata.

Publicaciones relacionadas

Aprende a conservar tus joyas

Desde Joyeria B. Castillo te contamos qué consejos puedes seguir...

Leer más

Deja un comentario