Consejos para cuidar la plata

 Cuidar la plata es de suma importancia, ya que el ennegrecimiento de las joyas es un problema que afecta a cualquier tipo de abalorio. En este caso, la plata es una de las más afectadas. Su color claro hace que cualquier cambio en su tono se aprecie y deslustre la calidad de pendientes, pulseras o colgantes. La explicación científica de esto es el contacto de la plata con elementos como el oxígeno, sulfuro o ciertos ácidos.

¿Cuándo pasa esto?

La causa es el uso y el desuso. Cuando almacenamos una joya de plata durante mucho tiempo sin realizarle un mantenimiento adecuado lo normal es que las encontremos con cierto ennegrecimiento en el momento de utilizarlas. Por otro lado, un uso constante y diario también maltrata la plata. El contacto con la goma o los cambios en el PH de la piel que se puede producir de forma casi involuntaria, también causa que una joya pierda su brillo.

Evitar el ennegrecimiento de la plata

  • En lo que se refiere al almacenamiento de las joyas de plata, lo ideal para que no se deterioren es que el lugar sea fresco, seco y preferiblemente hermético para evitar un contacto constante con el oxígeno que produzca esa indeseable oxidación.
  • Evitar la exposición a agentes corrosivos para el elemento de la plata. En este caso hablamos de grasa, sudor, perfume, cloro o agentes alcalinos. Algo de exposición no va a causar una oxidación inmediata, pero en la medida de los posible se debe evitar.
  • El sol es un mal amigo en este caso. Las joyas de plata que sufren mucha exposición al sol cambian su composición y puede deteriorarse muy fácilmente.
  • Evitar almacenar en madera. En ocasiones guardamos nuestras joyas en repositorios de madera junto con otras joyas. Las típicas cajitas en forma de joyero. Sin embargo, la madera puede contener diferentes ácidos por los tratamientos que recibe que oxiden la plata.
  • Limpiarla con frecuencia. No es necesario cada día utilizar productos de limpieza específicos para limpiar la plata puesto que este caso puede ser contraproducente. Pero sí es necesario realizar un mantenimiento de limpieza.
  • La crema dental no sirve para limpiar la plata. Otro gran mito extendido en la sociedad sobre los “múltiples” usos que puede tener el dentífrico. En este caso, se suele pensar que su capacidad blanqueante es positiva para las joyas, pero no es así. La crema dental puede ser corrosiva y hacer perder el brillo.

Consejos para cuidar la plata

  • Todos los tipos de joyas se limpian con seguridad y facilidad sumergiéndola durante diez minutos en agua tibia y jabonosa. Evitando detergentes o bicarbonato de sodio. Además, tras el baño en agua se puede limpiar con un cepillo suave que remueva la suciedad. Posteriormente se debe secar bien con un paño absorbente que no deje restos de agua.
  • Cuando debemos limpiar en profundidad una joya y mantener su brillo debemos utilizar paños especiales para pulir la plata y un líquido especial para limpiar este tipo de joyas. Siempre frotando suavemente y con un paño totalmente seco.
  • Por último, lo ideal es guardarlas siempre de forma individual para evitar que se rallen unas con otras. En el caso de que no sea posible, guardar juntas las joyas del mismo material ya que otros materiales pueden reaccionar químicamente.

Publicaciones relacionadas

Los pendientes, un regalo siempre socorrido

Los regalos son algo curioso a la par que delicado...

Leer más

Consejos para elegir un diamante

El diamante se considera una de las piedras más sofisticadas...

Leer más

Diferencias entre bisutería y joyería

Podemos decir que uno de los objetivos en la vida...

Leer más